Archivo de la categoría: Galería

INTERNATIONAL POSTER GALLERY: Una Tienda-Museo

Muchas veces, simplemente caminando por la calle, podemos encontrar cosas que a primera vista pasamos de largo. Eso es lo que pasa con International Poster Gallery, una pequeña tienda de pósteres en Boston que alberga exposiciones temporales de láminas de todas partes del mundo.
Puede que de primeras no nos fijemos, pero si sabemos de su existencia, merece la pena entrar: ab-ierta desde hace 20 años, se creó gracias a la pasión de su fundador, Jim Lapides, por el arte del siglo XX. Los pósteres que vemos en la tienda son reales, vintage… con precios que puede variar de 100$ a 10000$. Prohibitivo en la mayoría de los casos. Aún así, visitar la tienda es gratis y muy interesante.

1

Al entrar en la sala, vamos a sentirnos en la casa de alguien, una casa decorada que, por las cajas registradoras y los precios, podemos sentir que es tienda. Pero en la propia tienda hay salas de ex-posiciones que nos recordaran a un museo, por lo que resulta un espacio muy interesante, con varias partes muy diferenciadas que coinciden en su exposición de pósteres.
En este momento, no hay ninguna exhibición, pero a lo largo de su vida, ha habido más de 50 con imágenes de Italia, Suiza, Holanda o Rusia, así como de diferentes épocas del diseño moderno y Avant-Garde. Estas exposiciones, además, han sido varias veces premiadas en la Boston Magazine al premio “Lo mejor de Boston” y está incluido en varias revistas estadounidenses como atracción que visitar. Su nombre ha salido en muchas reseñas de The New York Times, The Boston Globe y Financial Times, entre otras.
2 3Su última muestra se tituló “Viajes sin tiempo: Nuestro vigésimo primero Show de Verano”. La experiencia consistía en transportarte a cualquier lugar exótico posible a través de 50 pósteres de los años 40, tanto de compañías aéreas como de destinos u hoteles.

4Otra exposición interesante titulada “Tour de Force” mostró litografías clásicas desde el 1890, lo que se llama la Época Dorada del Póster. Toulouse-Lautrec es uno de sus máximos exponentes con sus ilustraciones de cabarets parisinos. También se enseñaban obras de los años 20 y 30 como el mapa del metro londinense. Toda una muestra de las ilustraciones más “Art Nouveau”.

El International Portrait Gallery presume (y puede hacerlo), de tener carteles de cualquier parte del mundo. Su propietario se enorgullece de no solo contar con ejemplares franceses, los más comunes, sino que abre sus puertas a modelos italianos, suizos, o de la escuela escocesa, todos estos mucho más geométricos y rectilíneos que los franceses.

5Si se quiere conocer un poco de la historia de la litografía y del póster, y poder comparar una variedad casi infinita de modelos vintage reales, no hay que dudar y visitar este “museo-tienda”. La oferta es increíblemente extensa, con obras conocidas a nivel mundial y que gracias a este establecimiento podemos conocer de una manera gratuita y fácil.

Laura Becker
(Fotografías procedentes de la página web de International Poster)

Anuncios

La Sala Luzán de Caja Inmaculada en Zaragoza presenta una antológica del ilustrador de moda Arturo Elena

La Sala Luzán de Caja Inmaculada, en Zaragoza, (Paseo de la Independecia, 10) acoge del 26 de septiembre al 25 de octubre una exposición antológica del ilustrador de moda Arturo Elena. La muestra presenta los dibujos originales realizados entre 2004 y 2012 para grandes firmas y revistas especializadas.

El público podrá ver los dibujos originales de las ilustraciones realizadas entre 2004 y 2012 para grandes firmas y revistas especializadas

Arturo Elena comienza a trabajar a principio de los años 80 como asistente de diseño en Barcelona, diseñando colecciones de ropa para firmas como Bambú y Daniel G. Continúa su trabajo en Sevilla, y es allí donde recibe de Victorio & Lucchino su primer encargo como ilustrador de moda.

Desde ese momento comienza a dedicarse exclusivamente a la ilustración y comienza su colaboración con firmas como Loewe, Chanel España, Roberto Verino, Lemoniez, L’Oreal París, Carrera y Carrera, Audemars Piguet (España y América), The Extrème Collection, Tejidos Rafael Matías o Custo Barcelona, entre otras. Y fuera del circuito de la moda, Citröen, Lucky Strike, Reynolds, Drambuie, Bodegas Viñas del Vero o Moët Hennessy España (Grupo LVMH).

Sus trabajos han aparecido en revistas de gama alta como Elle, Telva, Mujer Hoy, Yo Dona y cabeceras extranjeras. Entre 1992 y 2009 sus ilustraciones han sido publicadas mensualmente por la revista Cosmopolitan España.

Arturo Elena representar y escenifica personajes, vestidos, peinados, complementos y maquillajes con un tratamiento minucioso y con un estilo característico, fácilmente reconocible, que ha hecho escuela, convirtiéndole en un referente ineludible en el panorama español e internacional. Una técnica única de rotulador lograda a través de su propia investigación y dedicación al perfeccionamiento de la misma. Ilustraciones llenas de vida en las que destaca el uso del color, el realce de texturas y el acento en los más pequeños detalles.

La muestra podrá visitarse todos los días de la semana, de 19 a 21 h, excepto festivos y la entrada es gratuita.

Ariadna Cánovas

Juan Gatti, a contraluz

La Sala de Exposiciones del Canal de Isabel II muestra la exposición “Contraluz” de Juan Gatti, una antología que reúne 280 imágenes de la obra profesional y personal del diseñador argentino galardonado en 2010 con la Medalla de Oro de las Bellas Artes y Premio Nacional de Diseño en 2004.

La muestra, comisariada por Rafael Doctor y patrocinada por Purificación García, plantea un recorrido por el discurrir profesional y personal de un diseñador con más de treinta años de trabajo a sus espaldas, la mayoría de ellos en nuestro país. El montaje de la exposición, en el cual ha participado el propio Gatti, se ha planteado de una forma dual: la primera parte de la misma, que se dispone en la planta baja, se destina a realizar un recorrido por los diferentes campos en los que Gatti ha desarrollado su creación y en los que ha plasmado su sello personal: fotografía de moda, diseño editorial, packaging, cartelismo, para pasar a una segunda parte que ocupa el resto del espacio expositivo, el cual queda reservado exclusivamente a “Contraluz”, trabajo fotográfico personal del artista y diseñador argentino.

En la parte inicial de la muestra se hace un repaso a los primeros trabajos de Juan Gatti como diseñador gráfico ligado a la Movida madrileña, para pasar después a deleitarnos con imágenes destinadas a ilustrar campañas publicitarias de marcas como Sybilla o Jesús del Pozo. Así mismo, se muestran ejemplos de su trabajo como Director de Arte para Vogue Italia, periodo durante el que mostró su lado más exquisito, pero no así su faceta más provocadora. Por último, y como broche destacado de esta primera parte, se exponen una selección del trabajo creativo de Gatti como cartelista de cine para directores como Álex de la Iglesia, John Malkovich o Pedro Almodóvar, con quien mantiene una relación profesional muy intensa desde los años de la Movida. Cabe destacar en este punto que dicho tándem porteño-manchego ya forma parte de la historia del cine y se compara con la relación profesional que en su momento mantuvieron Saul Bass y Alfred Hitchcock.

La segunda sección, que se dispone en las tres plantas superiores y la cúpula que conforman el otrora depósito de aguas, cobija las cuarenta fotografías que se aglutinan bajo el título de “Contraluz”, resultado artístico de más de quince años de trabajo personal de Juan Gatti, el cual le ha servido de exorcismo para volcar todo aquello que llevaba en su interior y de esta forma poder seguir con su carrera.

En las imágenes, tomadas en blanco y negro, y como se puede presuponer por el título de la colección, se ha jugado con la iluminación incorporando siempre un haz de luz posterior o transversal, pero en ningún caso frontal. Con ello y con la ampliación de las personas u objetos el artista, como si de un científico se tratara, pretende únicamente sacar lo bello de cada uno de los elementos captados, sin más pretensiones.

En la primera y segunda planta se han colocado las fotografías que van a un formato gigante o medio, mientras que en el tercer nivel se ha creado un ambiente cromático fluorescente con el que el autor quiere resaltar al máximo los blancos de sus imágenes. Por último, y no por ello menos sorprendente, la cúpula del Canal se convierte en un inmenso planetario en el que proyectar un montaje audiovisual con el que resumir a modo de síntesis toda la muestra.

En palabras del propio autor, “Contraluz” es una obra fotográfica que debe apreciarse a modo de conjunto y el objetivo que se ha perseguido ha sido vestir el espacio expositivo con un traje de alta costura.

Genio, ingenio y dedicación

El considerado por muchos como el Maradora del diseño gráfico, Juan Gatti, estudió Bellas Artes en Buenos Aires, donde profesores geniales le enseñaron quién era Warhol o en qué consistía el Pop Art. Una vez finalizada su formación comenzó a trabajar como ilustrador para revistas y agencias de publicidad hasta que se zambulló de lleno en la realización de portadas de discos de bandas rock de la Argentina de los años setenta como Sui Generis o Charly García.

El surgimiento de la New Wave y el punk le trasladaron hasta Nueva York donde formó parte activa de un grupo de jóvenes creadores que llevaba por nombre Hello Again, tiempo durante el cual adquirió referentes camp y kitsch y aprendió nuevas formas de plasmar su imaginario. Su aventura estadounidense duró hasta 1979 cuando puso rumbo a París para trabajar como diseñador de estampados para la firma Kenzo, no sin antes hacer una escala para festejar la Navidad en Madrid, parada que sería determinante para su futuro, ya que tras observar el momento de cambio que se estaba dando en la capital decide suspender su partida a Francia.

Sin más dilación, y aprovechando esas mismas fechas navideñas improvisa un book con su repertorio que presenta a diversas compañías discográficas. Finalmente, y pese a su aspecto underground excesivamente descuidado, consigue un contrato con CBS, donde comenzaría su andadura creativa española, la cual duró hasta 1985, periodo durante el cual materializó las carátulas de grupos estandarte de la denominada Movida madrileña como Tequila o Alaska y Dinarama.

Arropado por el personal del estudio que creó en 1985, Stvdio Gatti, el diseñador desarrolla una fructífera carrera en la que se ha encargado de la dirección de arte de colecciones de Sybilla o Loewe, de diseños gráficos para Chanel, colabora con Vogue y Vanity Fair, en videoclips de Mecano o en el diseño de los frascos de perfumes de Jesús del Pozo. El argentino defiende que su trabajo siempre ha estado al servicio de algo y que no vive sus diferentes encargos como una dicotomía, ya que su obra es una demostración de lo amplio que es el mundo del diseño, una disciplina a la que los prejuicios no permiten dar la condición de “arte”.

Pero en uno de los campos en los que Gatti despliega más notoriamente su maestría es en la creación de carteles de cine y títulos de crédito. Con su aportación, el diseñador hace una especie de packaging, con el póster se pretende atraer a la gente y con los títulos seducirla y predisponerla para lo que van a ver. Cabe recordar que la obra cartelística de Gatti está íntimamente vinculada al proceso creativo de Pedro Almodóvar y es reconocido por el gran público por los exitosos carteles realizados para El Deseo, productora del director manchego.

Los primeros encargos que Almodóvar hizo a Gatti fueron unos carteles de atrezo para la película La ley del deseo. Lo siguiente fue la gráfica de Matador sobre un dibujo de Carlos Berlanga y a partir de entonces esa conexión creativa surgida a principios de los 80 perdura hasta nuestros días. Juan Gatti es el responsable de idear la imagen gráfica y poner el acento visual en todas las películas de Almodóvar, a excepción del caso de Todo sobre mi madre, cuyo cartel original es obra de Oscar Mariné.

María Tabuenca Bengoa