Archivo mensual: octubre 2014

Un viaje en metro a NYC

Hayamos viajado a Nueva York o no, todos reconocemos fácilmente esta imagen. El mapa del metro de la gran Manzana es un símbolo reconocido en casi cualquier lado del mundo. Éste, es mucho más que una señalización, es un icono, es un producto…

Massimo Vignelli’s 1972 NYC mapa de metro desde idsgn.org.

Massimo Vignelli’s 1972 NYC mapa de metro desde idsgn.org.

Y digo esto porque la colección de objetos que se han creado a partir de su diseño es inmensa: mochilas, cuadernos, maletas, monederos, lápices… todo un cargamento de productos que se presentan en cualquier tienda o museo de la ciudad.

tazaMETRO

Pero más allá de su capacidad de venderse, esta conocida imagen es un diseño que captura el espíritu, aunque no la forma, de la ciudad. Vignelli es el creador del esquema de metro más famoso del mundo: introducido en 1972 e inspirado en el metro londinense de Harry Beck, Vignelli simplificó el sistema de metro en un gráfico muy simple y visual. “Un color diferente para cada línea, un punto por estación. No punto, no estación. Muy simple” explica el autor en From A to Z.

El diagrama se utilizó formalmente sólo durante un par de años. El motivo de su corta vida fue que la representación de Central Park no tenía la forma real del parque, por lo que podía ser confuso a la hora de salir del tren e intentar andar de una estación a otra. La idea del autor no era ser fiel a la realidad con su diseño, sino hacer simple las rutas en metro de un lado a otro. Su visión quedó plasmada en el Manual de Estándares Gráficos, un libro que incluía el diseño de los signos, la tipografía y los colores que se debían usar para marcar el Metro. En 1979 el mapa fue sustituido, pero ya se había convertido en un icono nacional de Estados Unidos.

metro34PEN

Señal, por wnyc.org

El diseñador Michael Bierut comentó: “El resultado fue un diseño de belleza extraordinaria. Aunque pronto trajo problemas. Hacer que el mapa funcionase gráficamente significaba tomarse algunas libertades. Por ejemplo, Vignelli representó Central Park como un cuadrado, cuando es tres veces el largo de su ancho…”

Pero el diseñador no pretendía ser cartógrafo, sino crear algo bonito visualmente, y que tuviese sentido, que cumpliese su función como diagrama e infograma: que ilustrase, informase y tuviese atractivo visual. Respecto a la tipografía, se ha dicho de él que estableció la Helvética como la única fuente usada en el metro, lo que no es cierto del todo. Lo que Vignelli hizo fue criticar que el diseño americano usaba demasiadas tipos, por lo que era mejor centrarse en unos cuatro únicamente, de las que destacó Helvética y Bodoni. El uso de la primera se usó desde ese momento en el metro de Nueva York para indicar los carteles de las paradas, así como los números de los trenes.

Hoy en día, el gráfico del metro tiene todo un culto detrás, con mapas “vintage” vendiéndose en eBay por 200€, una colección entera en el MoMa de Nueva York, muebles, versiones diseñadas para Vogue, o vestidos de famosos diseñadores.

La aportación de Massimo Vignelli al diseño americano es inmensa, destacando también el logo de los grandes almacenes Bloomingdale’s, y la señalización del metro de Washington DC.

logoWEBoficial

Logo desde web oficial

Laura Becker

El diseño, un idioma universal

El diseño gráfico puede entenderse de muchas maneras diferentes, y el museo de diseño de Helsinki nos muestra diseños de todo tipo que van desde carteles publicitarios hasta paredes que cambian de color y paisaje según el movimiento de la sala. En el camino hacia las diferentes salas que albergan todas estas expresiones gráficas nos topamos con variadas ideas sobre cómo definir el diseño gráfico.

foto 4 foto 1

De entre las todas las ideas sobre el diseño gráfico que guían nuestro camino dentro del museo, el único aspecto en común es la afirmación de que no existe una definición clara y unánime de esta disciplina. Sin duda, la más acertada de ellas afirma que “hay poca gente capaz de decir inequívocamente lo que es el diseño gráfico”.

foto 5

Todas estas ideas se encuentran situadas entre habitaciones que contienen ciudades enteras hechas de papel, carteles contra las injusticias sociales, publicidad actual e histórica y otros aspectos del diseño gráfico, como innovaciones tipográficas.

foto 7 foto 6

Dentro del grupo de las tipografías destaca  Yo Freckles, creada por un grupo de diseñadores y artistas gráficos con motivo de la elección de Helsinki como la capital mundial del diseño en 2012. La tipografía creada por este grupo, además de en la exposición, se ofrecía a los usuarios en forma de poster como recuerdo del año en que Helsinki fue proclamada capital mundial del diseño.

foto 3

El museo de diseño de Helsinki, además de su colección permanente y las colecciones temporales, cuenta con exhibiciones online como la “web exhibition Marimekko”, perteneciente a una conocida marca de ropa finesa, o la “web exhibition Arabia”, entre otras.

Los autores no tienen claro cómo definir el diseño gráfico, pero lo que sí está claro es que esta disciplina puede convertirse en un idioma universal que puede disfrutarse en cualquier parte del mundo.

María Hernández Solana,  Colaboradora de Pregrado de la sección departamental Gráfica Informativa

Killer Heels, un paseo por Brooklyn en tacones

Las grandes ciudades del mundo nos ofrecen siempre una oferta increíble de cosas que hacer, y más aún cuando hablamos de la que se considera una de las capitales mundiales: Nueva York. Aunque realmente, muchas de las veces que hablamos y nos hablan de Nueva York, lo que realmente queremos decir es “Manhattan”. Los grandes rascacielos y la esencia que la gente suele conocer de esta ciudad se centra en el principal distrito de la Gran Manzana.

Ferragamo by Jay Zukerkon.

Ferragamo by Jay Zukerkon.

Pero Nueva York no es solo Manhattan, y menos si hablamos de diseño. Desde hace unos años, se puede observar en Brooklyn un movimiento de “street design”, nuevos negocios que muestran las nuevas tendencias y modernas galerías. Además, es donde viven la mayoría de los bloggers de moda y diseño.

Con este ambiente, no es extraño imaginar por qué el Museo de Brooklyn alberga actualmente una exposición como la de “Killer Heels”, literalmente, “Tacones asesinos”. Esta exhibición anunciada en importantes revistas de moda como Vogue París nos muestra 178 pares de tacones desde principios del siglo XVII a la actualidad.

“Killer Heels” explora el accesorio de moda más provocativo y diverso de todas las épocas: desde zapatos italianos de época, a stilettos, y los “Loubotin” más modernos. También están presentes obras de otros museos como el Metropolitan Museum of Art, Bata Shoe Museum, y casas de diseño tan conocidas como Manolo Blahnik, Chanel, Salvatore Ferragamo, Alexander McQueen, Prada o Vivienne Westwood.

Killer Heels by Stylecurated.

Killer Heels by Stylecurated.

En esta exposición, da igual si eres amante de los tacones, te son indiferentes, o tienes un miedo inmenso a ponértelos; la organización a lo largo de las diferentes etapas de la moda junto a varias películas cortas inspiradas en este tipo de zapatos hacen de la exhibición una experiencia amena en la que da igual que seas un adepto o no, te gustará.

Una sección curiosa es la de “Rising From the East”, que nos muestra las aportaciones de los países orientales a los occidentales, como las plataformas.

La exposición es visual, llena de color y exotismo, con materiales llenos de texturas. Podemos ver incluso zapatos usados por Lady Gaga en una de sus apariciones.

Si alguien tiene la oportunidad de ir a la exposición, permanecerá abierta hasta el 15 de febrero de 2015. Visitar esta exhibición es una oportunidad única de atravesar las diferentes épocas de una prenda tan clave en el mundo de la moda, a través de modelos de grandes diseñadores.

LAURA BECKER

Cómo se vive el diseño en Boston

Estados Unidos es un país lleno de posibilidades y diferencias. Para la gente interesada en el diseño y la publicidad, es un abanico de opciones a descubrir, y es que si tenemos que hablar de la historia y la evolución publicitaria en algún lugar del mundo, ese lugar sin duda serían los Estados Unidos.

Dentro de este país, Boston es considerada una de las mejores ciudades para vivir el diseño gráfico. Para empezar, la ciudad cuenta con un gran número de universidades y centros de estudio superior de diseño. Estos prestigiosos colegios en los que se incluyen el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y el Colegio de Diseño de Harvard hacen que Boston sea un foco de emprendedores en negocios creativos como agencias de Diseño de interiores, agencias de Publicidad o centrales de Diseño gráfico que son consideradas por todo el mundo como referencias.

Fotos de Don Gonyea.

Fotos de Don Gonyea.

Además, en cualquier universidad se pueden encontrar asociaciones de estudiantes y académicos que promueven el amor al arte y al diseño. Un ejemplo es la Boston University, que organiza cada cierto tiempo actividades para promover el interés en dicha materia.

Por otro lado, el Design Museum Boston es una entidad creada en el 2010, cuya función es precisamente la de concienciar a las personas del papel que juega el diseño en sus vidas, y como éste puede suponer una solución a problemas en la vida real. La actividad de este museo se realiza mediante exposiciones temporales y ponencias para mostrar diferentes visiones.

Fotografía de  Rob Stalnaker.

Fotografía de Rob Stalnaker.

Este 26 de septiembre, por ejemplo, el evento trataba de las experiencias digitales que se pueden crear a través de proyectos web, las aplicaciones de móvil y otras interacciones web-cliente. La experiencia del consumidor es un campo importante dentro del mundo de los medios y la publicidad, en un entorno de nuevas plataformas que permiten crear nuevas vivencias.

En Boston, es fácil involucrarse en temas que nos interesan: hablando concretamente del diseño, las posibilidades son casi infinitas. La dedicación de las personas hace de esta ciudad un lugar en el que descubrir y conocer puede no tener límites.

Laura Becker